Saltar al contenido

Dinosaurios Voladores

dinosaurios voladores

Aunque algunas personas consideran que los pterodáctilos son dinosaurios voladores, en realidad no es así. En realidad, se trata de reptiles voladores. Por supuesto, llegaron a la escena casi al mismo tiempo que los dinosaurios, vivieron entre ellos e incluso se extinguieron alrededor de la misma época, pero no son dinosaurios voladores. Sin embargo, son algunas de las criaturas más fascinantes que han volado. Por eso, hoy vamos a examinarlos más de cerca.

Los pterodáctilos pertenecen a una familia taxonómica de reptiles llamada Pterosaurios. En esta familia hay más de 130 géneros diferentes que vivieron en todo el mundo. No sólo vivían en América del Norte y del Sur, sino también en Europa y Asia. Estas criaturas aparecieron por primera vez hace unos 230 millones de años, a finales del período Triásico. Se extinguieron más o menos al mismo tiempo que los dinosaurios, hace unos 65 millones de años.

Es un error común entre la gente pensar que los descendientes biológicos de los pterosaurios eran las aves modernas. Sin embargo, eso sería inexacto. En realidad, las aves modernas evolucionaron a partir de pequeños dinosaurios terrestres con plumas. Los pterosaurios resultaron ser un callejón sin salida para el vuelo. Se extinguieron cuando se extinguieron los dinosaurios, hace unos 65 millones de años.

Tambien le puede interesar: Dinosaurios con plumas

Sin embargo, eso no significa que la historia de estos dinosaurios no sea fascinante. El primer ejemplar fue descubierto en 1784 por un científico italiano conocido como Cosimo Collini. Cuando lo descubrió, no sabía qué hacer con él al principio. De hecho, nunca pensó que fuera un dinosaurio que pudiera volar, ni ningún tipo de criatura aviar. Pensó que las alas sobredimensionadas se utilizaban para remar en el agua, como remos gigantes. No fue hasta principios del siglo XIX cuando los científicos empezaron a postular que se trataba de criaturas voladoras. Fue entonces cuando Georges Cuvier -un naturalista francés- teorizó que los pterosaurios eran capaces de volar.

Sin embargo, lo más fascinante es cómo volaban estos dinosaurios. Sus alas consistían en cuatro dedos con la piel extendida desde estos dedos hasta sus altas extremidades. Entonces se pensó que podían utilizarlas como un planeador, aunque nuevas investigaciones están demostrando que esto es erróneo.

Puede que los pterosaurios tampoco hayan terminado de sorprendernos. Ahora se cree que estos dinosaurios podrían tener sangre caliente. Antes se creía que eran de sangre fría y que no podían generar su propio calor corporal. Eso era antes de que los científicos encontraran especímenes como el Jeholopterus ninchengensis, un pterosaurio que se cree que tenía un pelaje similar al de los mamíferos. Esto no sólo sugiere que eran de sangre caliente, sino que también sugiere que probablemente también podían volar con su propia fuerza. Puede que sean reptiles y no verdaderos dinosaurios voladores, pero eso no significa que no puedan despertar nuestra imaginación y despertar nuestro interés. Estos animales fueron algunos de los más fascinantes del periodo que va desde finales del Triásico hasta el Cretácico.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad